Pareja gay de pingüinos adopta un huevo en Berlín

Pareja gay de pingüinos adopta un huevo en Berlín

¿Te has preguntado si los animales pueden llegar a ser homosexuales? Nosotros también, y lo hemos investigado para ti. De hecho, dimos con una noticia que nos ha parecido muy tierna y digna de contar.

Primero, debes saber que todos los animales se aparean, con excepción de los erizos de mar y los áfidos. No importa si es con miembros del mismo sexo o del sexo contrario, ellos, como seres sexuales cumplen esa función para reproducirse, principalmente.

Así que todos salvo los mencionados, pueden manifestar homosexualidad a lo largo de su existencia. Pero no es la única tendencia que existe en el reino animal. También pueden ser bisexuales o hermafroditas.

Hay otras manifestaciones que se escapan de nuestra imaginación y que terminan siendo un dato muy curioso para las personas. Como el hecho de que los caballitos de mar machos son quienes incuban sus crías, luego de que la hembra le pase los huevos a una bolsa que ellos tienen en su abdomen.

Dos pingüinos gay adoptan un huevo

Recientemente se ha conocido que una pareja gay de pingüinos adoptó un huevo que estaba abandonado. Skipper y Ping, del zoológico de Berlín, estuvieron dispuestos a cuidar del huevo y hacerlo suyo.

De CNN recogemos un video en el que se muestra a los pingüinos en su actividad paternal. Se les puede ver cómo incuban el huevo. Ellos se turnan para realizar esta importante labor.

Pero, ¿dónde está la madre de la criatura? Al parecer, la pingüino reina de esa pequeña colonia ha dejado de cuidar al huevo, como a muchos otros, algo que según la fuente es habitual en ella.

Ping y Skipper no perdieron la oportunidad de adoptarlo cuando los cuidadores del zoo se lo colocaron cerca.

Gracias a este gesto lleno de puro instinto y amor el huevo muy posiblemente llegue a término, dando vida así a otro nuevo amiguito.

La prueba que realizaron los empleados del zoológico en Alemania no podía fallar, porque no es casualidad que escogieran a esta pareja: ellos muchas veces incubaban rocas o pescado a modo de mostrar sus deseos de cuidar huevos.

Cerrar menú