3 Cosas que podemos aprender de los murciélagos

3 Cosas que podemos aprender de los murciélagos

Los murciélagos no son los animales favoritos de muchas personas, pero estos, lejos de ser misteriosos, viven a plenitud su vida y son capaces de enfrentar los embates de la naturaleza con mucha fortaleza.

Es por ellos que hoy queremos ofrecerte los datos que la BBC recopiló acerca de los murciélagos y de los cuales podemos aprender.

Para comenzar, los murciélagos pueden vivir hasta 40 años, algo que no logran otros animales de especies similares. Además, si sufren alguna afección pueden reparar su propio ADN para curarse. Esto permite que no puedan tener cáncer y otras enfermedades.

Los murciélagos poseen una capacidad de resiliencia enorme y esta es una de las cosas que los humanos podemos aprender. Su secreto para sobrevivir tantos años es el poder adaptarse a cualquier ambiente y situación.

¿Qué podemos aprender y aplicar inspirados en los murciélagos?

 

1. Usa todos tus sentidos

Es importante que aprendas a valorar y usar todos los sentidos que posees. Existen personas que no pueden hacerlo, si tienes los cinco sentidos activos, úsalos de la mejor manera, para hacer el bien y para conseguir tus objetivos.

Escucha consejos, emite palabras de aliento a los demás, pruebas los sabores que la naturaleza nos brinda y toca a tus seres queridos con un abrazo cariñoso.

Los murciélagos no están ciegos como normalmente se cree. Ellos pueden ver y usar el resto de sus sentidos.

2. Forma equipos valiosos y sé compañero de verdad

Sobre todo, en un mundo lleno de competencia y vanidades, lo mejor será trabajar de la mano de personas que tengan tus mismos objetivos y ética para realizar cualquier actividad.

Los murciélagos andan siempre con otros; les gusta vivir en comunidad. Incluso, en una cueva puede haber millones de murciélagos que viven con compañerismo.

3. Sé lo más limpio que puedas

Aunque los murciélagos no sean realmente las criaturas más agraciados del reino animal, esto no quiere decir que sean sucios, de hecho, ellos cuidan muy bien de su higiene.

Se acicalan a sí mismos y lo hacen con otros miembros de su colonia. A diario se les puede ver aseándose entre ellos.

Como ves, sí podemos aprender de los murciélagos, solo debes comenzar a ver las cosas con otros ojos.

Cerrar menú